Mina Trapp, titiritera y música

El viento de las montañas suizas la empujó silbando un día para ver cómo sonaba el mediterráneo.

Por culpa de Mary Poppins, se hizo maestra. Por  Pippi Langstrumpf, pelirroja.  Por Giora Feidman, música.  Por Pepe Otal, titiritera.

Padece una enfermedad crónica que la lleva a tocar todo instrumento que la eleve un poco más del suelo (flauta, clarinete, violín, guitarra, acordeón, contrabajo…).

Le enseñaron el camino Pepe Otal, Ana Subirana, Stephen Motram, Vladimir Zakarov, Los Hermanos Forman, Neville Tranter y Thomas Lundqvist. Ha trabajado con Pep Gómez, Karromato, Efímer y Las Hermanas Trapp.

Se aventuró en el mundo audiovisual digiriendo dos cortometrajes, Guirilandia y A Cero que han sido proyectados en varios festivales internacionales. También es autora y compositora de varias bandas sonoras de teatro (Derrière chez moi, Cause toujours, Cia Guignol à Roulettes, Jay el Mariner, Zipit Company).

Después de unos años entre Barcelona y el resto del mundo, se ha instalado en Mataró, donde, junto a la Cia Mimaia Teatro, ha abierto Can Pink i Boogie !

Cuando no está construyendo títeres, ocupa su tiempo con la gestión del dicho lugar. Aun así siempre encuentre un momento para mirar por la ventana, para preguntarse si existen dos nubes parecidos en el cielo…

Y si el cielo está despejado, ella sale de Can Pink para hacer tonterías musicales con su banda Las Oh! Diosas.

Para saber más sobre el trabajo de Mina, clic aquí.

Anuncios